miércoles, 19 de enero de 2011

Los medios o recursos del aprendizaje

 

Nieves Blanco dice que los...materiales curriculares son todos aquellos objetos, libros o instrumentos que se utilizan en las aulas, y que los docentes emplean para desarrollar su enseñanza y estimular el aprendizaje de los estudiantes. Esto es, “cualquier instrumento u objeto que pueda servir como recurso para que, mediante su manipulación, observación o lectura se ofrezcan oportunidades de aprender algo, o bien con su uso se intervenga en el desarrollo de alguna función de la enseñanza[1]

 

Selclip_image001[2]eccionar un libro, una película, navegar por una página web, implican por parte del docente tener en cuenta una serie de consideraciones al respecto, como por ejemplo el nivel de interactividad de los alumnos con los mismos, su grado de familiaridad y la utilización y aplicación que se les brinde uso que tengan de los mismos. Los libros de textos, guías y fichas, y en general los materiales impresos son el medio por excelencia de utilización tanto como guía de enseñanza como material para el alumno, siempre en su función facilitadora del aprendizaje. Quizás esta característica se deba al bagaje instruccional que los docentes trasladan de su propia formación. Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, como su nombre lo indican incorporan una serie de modificaciones a la estructura generalmente prescriptiva de los medio impresos. Estas innovación deberán tener en cuenta, tal como lo expresa Rottember y Anijovich que“…no es el medio utilizado el elemento innovador, innovadora es la propuesta pedagógica en la que el medio se inserta…[2] Es por esto que consideramos como relevante la necesidad de romper o quizás achicar la brecha de exclusión tecnológica aportando materiales que sirvan como vehículos del pensamiento y de la acción individual, generando nuevas expresiones interactivas entre el material y el alumno, potenciando al aprendizaje y adecuarlo a la dinámica sociedad de conocimiento por la cual estamos atravesando.

En la actualidad sabemos que un alumno aprende a partir de la interacción con diferentes estímulos dados por el entorno, entorno y sujeto se modifican mutuamente, se retroalimentan juntos. Darle al alumno un impreso con las características y dimensiones de un museo, no produciría el mismo efecto que llevarlo por un tours virtual por el mismo museo a través de una página web. En este último caso son muchas más las variables y factores vinculados no solo a los atributos del material (la página web) sino también a las variables propias del sujeto que interactúa con el material[3].

Los medios y materiales curriculares con tecnologías de la información y comunicación que están al servicio de un programa o proyecto curricular, bajo variadas formas y sistemas simbólicos conducen a la necesidad de suscribir estrategias que posibiliten al alumno a hacerse de habilidades necesarias para acceder a las distintas fuente de información y que aprenda a dominar los diferentes lenguajes de representación, con la intención final que enriquezca sus posibilidades expresivas y comunicativas. Es así como una misma experiencia entre dos grupos clases frente a un mismo tópico encarado interponiendo diferentes materiales de enseñanza, provocan efectos diferentes, según las metodologías que el docente emprenda.


[1] ANGULO RASCO, JOSÉ FÉLIX Y BLANCO, NIEVES (1994), “Cap. 12: Materiales curriculares: los libros de texto”, en: Teoría y desarrollo del curriculum, Málaga, Aljibe, pp. 263 a 280

[2] ROSA ROTTEMBERG, REBECA ANIJOVICH, “Cap. 3, Los materiales de enseñanza, Carpeta de Trabajo UVQ.

[3] ÁREA MOREIRA, H (1999) “Los materiales curriculares en los procesos de diseminación y desarrollo del curriculum”, en Escudero, J Diseño, desarrollo e innovación del curriculum, Madrid. Ed. Síntesis.

No hay comentarios: